lunes, 18 de julio de 2011

AQUELLO QUE MÁS ME IMPORTA

     A ver si este ENCARGO que recibo, sirve como revulsivo para seguir volcando, en este rincón un poco olvidado, mis vicios confesables.


     De sobra conocemos en nuestra especie, al staff de los padres noveles y  primerizos, no es mi caso, hace ya más de 19 años que intento ejercer de ello, creo que a veces con más sombras que luces; pero  recuerdo los primeros años de vida de mi "nena", con una nitidez asombrosa.


     Si no hubiera sido así, si mi memoria se hubiese emborronado y no hubiera podido conseguir recordar algunos episodios del crecimiento y desarrollo de mi hija, cosa harto improbable, no habría habido ningún problema, porque con recurrir al album de fotos familiar, habría refrescado mis carencias de memoria con una simple ojeada; mejor aún, podría hacer hasta un vídeo vital concatenando cronológicamente la cantidad de material gráfico que de ella tengo; ahora bien, sólo hasta los doce o trece años de su existencia. A partir de aquí, las fotos que pude hacer de mi entorno familiar en general, y de mi hija en particular, casi se convirtió en misión imposible.Desenfundar la cámara, era similar a cuando Clint Easwood, en alguna de sus películas más conocidas, desenfundaba su pistola  "westera", o descerrajaba su magnum 44 en sus pelis de acción urbana, desaparecía todo ser viviente a su alrededor. Un efecto similar causaba mi cámara cannon, fuera de su funda.
     Las cosas han cambiado, y aunque verdaderamente no le gusta mucho "posar", ni exhibirse, en los últimos tiempos parece que no se deja impresionar tan fácilmente, y hasta  me pidió que le dedicase una entrada en este mi blog. No sé si obedece a un acto impulsivo o por lo contrario es de absoluta confianza, eso sí, una vez ha comprobado en carnes ajenas, el tratamiento serio que dispenso a otros familiares y amigos.


     Esta solicitud, a la vez de que me dejó perplejo, me llenó  de satisfacción haciéndome reflexionar sobre todos los estadios vividos junto a mi hija, todos ellos satisfactorios sin duda, con alguna excepción, ya que la etapa de la pubertad fue desconcertante y  estuve en una permanentemente alerta, confundido y algo perturbado. No fui capaz de poder anticiparme a los continuos cambios a los que me sometía, ni echando mano de mi experiencia como adolescente, ni aplicando las más modernas teorías sobre psicología evolutiva. No quiero ni pensar como lo pasaron mis padres, intentando ubicar de oído los repentinos e incompresibles cambios de actitud que en mi se producían a esa misma edad. ¡DIOS MÍO!


     Afortunadamente, mis recuerdos..... -A TU LADO HIJA, SON DE UNA FELICIDAD PLENA, ESPERO PODER SEGUIR APRENDIENDO PARA ESTAR A LA ALTURA DE LAS CIRCUNSTANCIAS Y PODER SEGUIR AYUDÁNDOTE.
HAS SIDO Y ERES MI MEJOR REGALO-.TE QUIERO ANDREA.

22 comentarios:

  1. Que bonita entrada.
    Pero que negro nos lo pones a los que estamos en ello,jajaja,ocho añazos acaba de hacer y es lo mejor que he echo en la vida.
    Se te echaba mucho de menos,¿y Carzum?.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Fosi, qué alegría poder volver a saludarte, sí, la verdad es que he tenido unos meses bastante cruzados, con mucho trabajo,y lo cierto es que echaba de menos charlar con mis amigos de la blogosesfera. No te preocupes los años de la adolescencia, es como el acné pasa, ja,ja..
    Carzum preparando su maternidad, también con mucho lío y con parón obligado. Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Marce, amigo, no sabes que alegría me ha dado ver tu actualización, pensé que no volvías. Has hecho una entrada grandiosa, por la puerta grande. Que mejor dedicatoria que hacérsela a los hijos. Tu hija es bellísima.
    Parece mentira, nos damos cuenta de lo que éramos en nuestra juventud cuando nuestros hijos tienen esa edad "incomprendida" por los padres.
    Un alegrón Marce, de veras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué nos vas a contar, Marce! ¡Además, los críos de ahora parecen todavía más difíciles que los de antes! Nosotros no paramos de bregar con nuestra nieta.

    Un abrazo, que nos ha dao alegría verte reaparecer y, como dice Wersi, por la puerta grande.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias Wersemei y Fuensanta/Antón por el recibimiento.Lo cierto es que os he estado fisgando de vez en cuando vuestros sitios,pero sin haceros ningún comentario pues siempre era de pasada. Es cierto que los consejos de los padres, sólo nos sirven, y los validamos cuando lo vemos de forma retrospectiva y con el paso del tiempo. Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  6. Magnifica entrada, en la que como padre de cuatro cachorros ya grandecitos, por encima de los 20 años los cuatro hombres, me siento solidario en los aciertos y desaciertos. No hay escuela para padres y uno aprende, como siempre en la vida, a base de aciertos y desaciertos.
    Pero viendo el resultado creo que podemos estar contentos y, hasta un poco orgullosos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Otro que se alegra con tu vuelta y más con una entrada tan bonita como esta.
    Mis niñas,( porque no dejaran de serlo nunca para mi)Ya tienen 27 y 29 y de vez en cuando aunque se me resisten las siento en mis rodillas.
    Un abrazo,Marce.

    ResponderEliminar
  8. Yo tengo luces y una sombra,tengo dos hijos y otros dos de mi actual mujer de los cuales no soy padre.Con los mios solo con el tengo relaccion,con el mayor 31 años,y la pequena 26 no quiere saber nada de mi.Se que lo he hecho bien como padre porque los hijos de mi actual mujer me quieren y ya no digamos los nietos.Pero queda esa sombra.Se que lo he hecho bien como padre con fallos como todo dios pero estoy satisfecho y orgulloso.
    Bonita y muy tierna entrada.
    Un abrazo y ya iva siendo hora que aparecieses por aqui

    ResponderEliminar
  9. Bienvenido de nuevo.
    Una entrada muy entrañable y por un buen motivo. Felicidades por tu hija. Ya va pasando de la edad en que piensa que su padre nunca tiene razón a la edad de pensar cuanta razón tiene mi padre.
    Espero verte más a menudo por la blogosfera.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. En mi caso J.Manuel, supongo que en el tuyo también por tus palabras, estoy muy orgulloso, de mi hija y creo que el resultado es fantástico.Un abrazo

    Gracias Tejón por el recibimiento.¡Jo! de 27 y 29 años las mozas.Me puedo imaginar la escena intentando sentarlas en tu regazo,ja,ja.Un abrazo

    Fallos cometemos todos J.M.Gonzalo, lo importante es estar y cubrir todas las necesidades que nos demandan día a día.Seguro que en términos generales lo has hecho genial y estás recogiendo esos frutos.Un abrazo

    Gracias Lito, cuanto razón hay en tus palabras, y cuanto me he acordado de mis padres y sus siempre sabios consejos.Yo también espero poder dar continuidad a mis encuentros globosféricos.Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  11. Pero mira que es guapa la niña, Marce!!! Y menudo padrazo!!! Me alegro un montón de ver esta entrada. Besotes para todos ;-)

    ResponderEliminar
  12. Gracias Carzum, me puedo imaginar las dedicatorias que le vas a dedicar a un tal Damián.Besos

    ResponderEliminar
  13. Pero ¡que guapa!

    Y que alegría volver a verte, Marce...Yo tengo dos gremlins, uno de seis años y otro de dos...me encantaría tener una nena... :)

    Un beso, Marce, no te pierdas otra vez que se te extraña

    ResponderEliminar
  14. Muchísimas gracias Alma por hacerme la visita, y eso que estás semi-incomunicada. Besos

    ResponderEliminar
  15. mi admirado amigo cuanto quisiéramos que hubiera una escuela para padres
    pero no tengas ninguna duda que eres un autentico padrazo y tus hijos se sienten y sentirán orgullosos de su padre, el cual es un magno y sensible poeta.
    Muchos besinos de esta amiga admiradora que te desea con cariño feliz viernes.

    ResponderEliminar
  16. Ozna-Ozna, me acabas de alegra el fin de semana con tus palabras, mil gracias, un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  17. Gracias por tu visita y tus comentarios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Marce....me has dado una alegría al encontrarme, ha servido para que yo te encuentre también. Perdí mi blog y todos los que seguía. Ahora ya te tengo "fichado" ...jeje.
    Espero ver una nueva entrada por este sitio.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Amigo Marce, enhorabuena por el derroche de cariño que haces con tu hija y por haber recogido el fruto que has sembrado.
    Enternecedor texto.
    Mi hermano Arturo recuerdo qu tenía una placa en un monolito en la hermita de Aguilar ¿no se si continuará?
    Un afectuoso saludo

    ResponderEliminar
  20. Es curioso: yo publico cada dia una poesía en cada uno de mis dos blogs y en tu lista no aparecen ¿no sé a qué sera debido?
    Un afectuoso saludo

    ResponderEliminar
  21. Interesante es ver como son distintas ellas...: La mia, con sus 22 anos, no me permitiera por nada usar su imagen o publicarla...me caería todo el malestar encima de una "nena" enojada...jajajaja pero bello relato, pues se percibe lo cerca que es ella para ti...
    Saludos
    Yo

    ResponderEliminar
  22. Una entrada entrañable, sino te importa me quedo entre tu blog.

    Un beso.

    ResponderEliminar