sábado, 15 de octubre de 2011

A UN AMIGO, AL AMIGO, A MI AMIGO. EUGENIO

 


Difícil me está resultando ponerme a escribir, IN MEMORIAM, sobre alguien que se me fue casi sin enterarme, y cuya reciente despedida, hace que todo me parezca mentira, un mal sueño, de esos que cuando te despiertas y lees el libro de la  interpretación  de los sueños, resulta que al protagonista, le acabas de alargar la vida 10 años más. De la amargura, por la desorientación que los malos sueños causan, pasas a la alegría al despertar, porque todo ha sido eso, un mal sueño. Pero no, la desazón sigue conmigo, mi amigo, nuestro amigo se ha ido para siempre, pero esta vez  voy a sacar fuerzas de flaqueza para honrar y recordar a una persona buena. Eugenio.

Eugenio año 2006
Cuando una persona querida desaparece de tu vida definitivamente, es cuando descubres la magnitud del vacío que te deja en el corazón, en el alma, en.....no sé donde, porque la angustia no te deja  siquiera ni respirar.
Es curioso que teniendo la edad de mi padre, pudiéramos tener una complicidad como dos amigos generacionales, bueno tres, porque esta entente de la amistad,  más bien era un  triunvirato y lo formábamos, a saber: Eugenio, El Abuelo y un servidor, la singularidad de esta relación de amistad no dejaba indiferente a nadie, y puedo decir que el mayor privilegiado y beneficiado de ella,  sin ningún género de dudas,  he sido yo.

Eugenio y El Abuelo año 2010. Aguilar de Campoo

(Me enredo en retóricas por no entrar en materia, ya que la ausencia de este amigo, me produce un dolor indescriptible, que me atenaza la garganta y no me deja continuar).

Padre, marido y abuelo por encima de todas las cosas, tuvo tiempo de dejar una huella imborrable también como amigo. De esto último puedo dar buena fe, a tenor de lo dfícil que me está resultando hablar de él en pretérito.

Eugenio año 2010. Aguilar de Campoo
Desde que hace ya unos cuantos años, de manera muy espontánea, comenzara nuestra amistad, el aprendizaje  que de él he recibido no se imparte en ninguna universidad de prestigio, sólo se aprende a través de alguien que llevaba 74 años en una universidad muy especial, la universidad de la vida. Como el buen profesor que fue, el que profesa un gran respeto por sus alumnos,  no escondió su admiración por lo nuevo que de ellos aprendía, sin sentirse por ello inferior.


Eugenio y El Abuelo. La Guardia año 2010
Insisto y me consta que fuiste un excelente padre para tus hijos, un marido vigilante y constante para tu esposa, un abuelo orgulloso y feliz de tus nietos, y un amigo de tus amigos. Me cuesta, y no me resigno, pensar que no volveré a verte más.

Eugenio, un servidor y El Abuelo año 2010
Gracias por tu honradez, por tu integridad, por tu ejemplo constante, por tu constante y permanente actitud positiva, gracias por tu sentido del humor  generoso y contagioso (inasequible al desaliento); gracias por haberme dejado ser tu amigo. Nunca podré olvidarte, el profundo  cariño que te he tenido, permanecerá siempre como el más dulce de mis recuerdos. A UN BUEN AMIGO, A UNA MEJOR PERSONA.

P.D.: Haciendo uso de un mágnifico poema de mi admirada Alma, quiero dedicar su lectura a sus hijos, seguro de que en estos momentos les reconfortará. A mi me ha hecho sentir muy bien.

A VECES ERA REY...

A veces era rey y a veces mago
algunas veces libre y otras no.
A veces era viejo, a veces sabio
y a veces era niño como yo.


Levantó  mis recuerdos más felices
con la humilde destreza de sus manos
y  guardó la memoria de mis ojos
 inasequible siempre a los arcanos
del olvido, a   a esos  mil y un matices
que vuelven  el amor en otra cosa,
y no tienen piedad   de   los   despojos.


Una pared maestra me falta con su falta,
 y  un pilar de la infancia y esa  dicha asombrosa
de  ese bien tan escaso que  envuelve a la ternura
cada vez más herido,  cada vez más ajeno...
me falta  con su falta su dulzura,
me falta con su falta su alegría,
me falta la memoria de la mía.


Me falta con su falta un hombre bueno
que a veces era rey, y a veces mago,
 algunas veces libre y otras no.
Que a veces era viejo y siempre sabio
y a veces era niño como yo.




43 comentarios:

  1. Marce, hay despedidas que cuesta mucho, mucho encararlas. Atesora los recuerdos e intenta transmitir todo lo que te enseñó: aparte de ser una "obligación" lo mantendrá a tu lado.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Son cosas que tiene el vivir,que tarde o temprano....
    Un abrazo y animo....

    ResponderEliminar
  3. Gracias Xibeliuss y J.M.Gonzalo, son momentos en los que se agradecen los ánimos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola Marce.
    Dolorosa entrada esta,pero que queda como bonito homenaje,(el poema me ha gustado mucho).Quedan los recuerdos de los buenos momentos vividos.
    Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Si, eso pretendía Fosi, vomitar el dolor que sentía en el pecho, escribiéndole este pequeño homenaje. Gracias un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  6. No me acuerdo de donde leí que ninguna separación era para siempre porque incluso con la muerte quedaba la eternidad para estar juntos...Ahora Eugenio vivirá donde él hubiera querido, Marce, en el corazón de los suyos. Te mando un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  7. Y muchas gracias, el poema queda mucho mejor visto así, debajo de tú texto y de las fotos de tu amigo :)

    ResponderEliminar
  8. Mil gracias Alma, tu poema me llegó muy adentro cuando lo leí por primera vez, y me pareció precioso, y preciso en este momento. Reconforta pensar que en algún momento, podremos estar juntos de nuevo. Besos

    ResponderEliminar
  9. Donde quiera que esté Eugenio, estará contento y agradecido de haber contado con tu amistad.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Tejón, él lo fue para mi también. Gracias por la entrada

    ResponderEliminar
  11. Personas cómo tu amigo Eugenio son las que se quedan para siempre a nuestro lado . Se sienten, se percibe su presencia. Todo un gran hombre por lo que cuentas. Lo mejor de todo es el bonito recuerdo que deja en ti.
    Tu homenaje lleva impreso todo el cariño que le tenías.
    ¡Ánimo amigo! la vida sigue, pero nunca te olvides de ese gran amigo.
    un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  12. Gracias Wersemei, es cierto que siempre me quedará su recuerdo, un grato recuerdo.
    Ya siento que después de dos meses, la entrada que haga en mi blog sea de esta naturaleza, como bien dices es la vida. Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  13. La amistad es un don muy valioso. Los recuerdos son una manera de que una persona perdure después de su partida. Un amigo, un tesoro, que nos encontramos en la vida.
    Ánimo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Gracias Lito, así es, los que se van, en realidad nunca se van del todo porque perduran en nuestros recuerdos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Es una entrada muy hermosa, desde el principio hasta el final. Ánimo Marce, la vida es así.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Gracias Arena por tu visita, sí es verdad, la vida sigue y hay que seguir luchando. Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. bello homenaje le haces a tu amigo dulce e insigne poeta, esta amiga admiradora acompaña tu dolor pues aun sin conocerlo según tus letras al describirlo tuvo que haber sido un gran hombre y un fiel amigo.
    Besinos de esta amiga admiradora que te desea con cariño feliz domingo.

    ResponderEliminar
  18. Mil gracias Ozna, es un placer recibirte por aquí, cierto es que era un magnífico amigo. Un beso fuerte

    ResponderEliminar
  19. En primer lugar, Marce, me presento como seguidora de tu blog.
    Acabo de conocerlo. Me llama la atención poderosamente el trazo histórico y el paso del tiempo con esas conjunción de fotografías antiguas y modernas.
    Me ha conmovido la despedida al amigo.
    Y me he identificado con mis padre y hermano, ¡también ellos Marce...!
    Un abrazo desde La Almunia (Zgza)

    ResponderEliminar
  20. Un placer recibierte en mi blog PiliMªPILAR, gracias. Te haré una visita a tus sitios, porque no he tenido la oportunidad de cruzarme contigo en ningún lugar de la blogosfera por la que yo transito. Un abrazo desde Aguilar de Campoo (Palencia).

    ResponderEliminar
  21. Hacia tiempo que no leia un texto "in memorian", escrito con esta sensibilidad y cariño brotados del alma.
    El poema de Alma, precioso como todo lo que ella escribe.
    El vacio que deja un amigo,queda concentrado en nuestra mente, en nuestro pensamiento y ahí resguardado para siempre.
    Recibe mis saludos.

    ResponderEliminar
  22. Gracias Ana por tu visita y tus palabras, verdaderamente el poema de Alma, como casi todo lo que escribe, es una preciosidad.
    Seguiré rellenando el vacío del amigo, con sus gratos recuerdos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  23. Hola buenas noches...

    Se como te sientes Marce, hace poco perdí un amigo, mi jefe, y ha sido un palazo del que aun no me he recuperado.. intento evadirme con el blog cuando no trabajo, pero la realidad a la vuelta del trabajo es dura...

    Un fuerte abrazo y de seguro que tu amigo, está a tu lado ayudándote para que salgas adelante...

    Dulces sueños

    ResponderEliminar
  24. Mil gracias por tus alentadoras palabras Balovega. Verdaderamente es muy duro,todo alrededor te sugiere recuerdos de ese amigo que se fue, y aún se hace más duros. Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Precioso homenaje a un buen amigo, sentido y sincero.
    La poesia de Alma es preciosa, quizas algun dia te la pida prestada.
    Gracias por visitar mi blog y dejar tu huella, poco a poco iremos haciendo el círculo más grande.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  26. De nada Cris, ha sido un placer conocer tu rincón. El tránsito del Peregrino, me está dando la oportunidad de conoecer muchos sitios verdaderamente interesantes. Un saludo

    ResponderEliminar
  27. Gracias por tu visita y comentario.
    Hermoso recuerdo a un amigo, es una gran suerte conocer a gente de esa talla moral. A sido un placer visitar una vez mas tu blog.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Es un placer seguirte José Manuel, me resulta muy grato visitarte. Lo mismo digo. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  29. Hola, soy José María Criado Lesmes, no sé si te dirán algo estos dos apellidos pero por si acaso
    voy a ayudarte un poco; mi hermano Arturo D.E.P, fue párroco de Aguilar hace veintitrés años , durante un largo periodo de tiempo y murió en un accidente de trafico.
    Me ha dado una alegría enorme ver que eras de esa preciosa villa y además paisano puesto que soy de Fromista.
    Me voy a hacer seguidor de tu blog porque además de la razón expuesta, que no es baladí, considero que es interesante lleno de esa filosofía de nuestra tierra.
    Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar
  30. Bienvenido a este humilde sitio José María, lo cierto es que aunque buena parte de mi vida ha transcurrido entre Alar del Rey y Aguilar,tengo que decirte que no conocí a tu hermano Arturo.Me interesaré no obstante. Gracias por tu visita. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Marce, por aquí se necesita una actualización amigo. Se echan de menos tus reportajes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. No le conozco, pero sé el dolor que produce perder a alguien, por lo que te digo de corazón que lo siento mucho
    Un abrazo
    Stella

    ResponderEliminar
  33. Tienes razón Wersemei, ando de aquí para allá y no encuentro un momento, excepto para visitar vuestros sitios, que son excelentes y de lo más prolíficos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Gracias Stella por tus ánimos, y bienvenida a mi pequeño refugio. Un saludo cordial

    ResponderEliminar
  35. Very touching tribute to you this wonderful man and friend!
    God bless the rest in peace and wish you the time to alleviate your suffering ...
    It is wonderful and that you got such a great man!
    many greetings

    ResponderEliminar
  36. Hola, una despedida sencilla y libre de cargas como tu amigo.
    El estará orgulloso en el otro lado, sintiéndose más amigo que nunca, y queriéndote como siempre.
    Sabrá que la muerte no es final, viendo que los suyos no le olvidaran jamás. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Muchas gracias por vuestras palabras MAGDA Y LOLA, sois muy amables. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Gracias por tu visita y comentario sobre el queso de Gamonedu.
    Como tu dices con un poco de aceite y unas nueces perfecto, y para beber una sidrina. Me apunto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. hola Marce,
    lindos recuerdos!

    un abrazo^^
    Te sigo ya^^

    ResponderEliminar
  40. Gracias Rebeca por seguirme. Un saludo cordial

    ResponderEliminar
  41. Si José Manuel,la sidrina que tanto me gusta se me había olvidado como complemento perfecto al queso. A ver si se nos logra escanciar una botellina algún día. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  42. Un homenaje a un amigo precioso...
    Se como te sientes..
    !...me ha emocionado la entrada..pero la vida es así..cuesta despedirse de un amigo
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  43. Gracias por tu visita JValentina. El dolor es fuerte, pero hay que seguir hacia adelante recordándolo para que siempre esté con nosotros. Un saludo cordial.

    ResponderEliminar